• Noticia destacada

ANPE Cantabria exige garantías para que más de 700 profesores de FP se integren en Secundaria


14 Ene, 2021

incertidumbre

La nueva ley educativa tendrá efectos directos en las condiciones laborales de una parte del profesorado de Formación Profesional. La LOMLOE (o ley Celaá) prevé la integración de los docentes del Cuerpo de Profesores Técnicos de Formación Profesional en el Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria, pero especifica que se beneficiarán de esta integración aquellos que estén en posesión del título de grado (o equivalente) cuando la ley entre en vigor.

La norma, que fue publicada el 30 de diciembre en el Boletín Oficial del Estado, entrará en vigor 20 días después de esa fecha. El equipo de ANPE Cantabria, una vez analizado el texto definitivo, ha exigido a las administraciones educativas competentes que desarrollen normativamente la integración a la que se hace mención, pero, a su vez, que se garantice que los docentes que no puedan cumplir los nuevos requisitos no se vean abocados a permanecer en un cuerpo a extinguir. Nuestro sindicato considera que se les debe dar la oportunidad de integrarse, igual que al resto de compañeros, en el cuerpo superior. 

Estas reivindicaciones no son nuevas. Nuestra organización lleva años reclamando que se equipare al profesorado técnico de Formación Profesional con el de Secundaria, algo que, de hecho, estaba presente en el programa electoral con el que concurrimos a las elecciones de 2018. Siempre hemos entendido que las retribuciones de ambos colectivos deben estar, como en cualquier otra categoría laboral, asociadas al desempeño del mismo puesto de trabajo y no a la titulación "actual" del trabajador. No es comprensible que en la actualidad docentes que desarrollan la misma función y ejercen en la misma tipología de enseñanza, perciban salarios diferentes. Hasta la actualidad, los profesores técnicos pertenecen al grupo funcionarial A2, mientras que el resto (que también ejercen en FP) están incluidos dentro del grupo A1.

La integración que plantea la LOMLOE es un paso hacia el objetivo fijado por ANPE, pero no da respuesta a la totalidad de nuestras demandas. 

Además, el desarrollo normativo de la ley tiene otro importante desafío por delante: dar una respuesta adecuada que garantice la situación laboral del profesorado interino.

En la actualidad, en Cantabria hay más de 700 profesionales impartiendo docencia en el Cuerpo de Profesores Técnicos de Formación Profesional, de los que 4 de cada diez son interinos.

Además de estas mejoras desde ANPE Cantabria solicitamos, durante la negociación de la ley, que la LOMLOE fuera más allá aún e incluyera el compromiso de la integración de todo el profesorado en el grupo A1 y la reconfiguración de los actuales cuerpos docentes. Solicitamos también que, en el marco normativo de un Estatuto de la función pública docente, se regulara el ingreso y el acceso de unos cuerpos docentes a otros, una verdadera carrera profesional, además de fijar y consolidar por Ley un sistema de jubilación anticipada para el profesorado.