Volver

Cantabria Mar 15, 2017

ANPE CANTABRIA CRITICA EL DESPROPÓSITO PROVOCADO EN TORNO A LAS OPOSICIONES DE MAESTROS


ANPE Cantabria considera inaceptable el sainete originado por el gobierno central y las autonomías en torno a las oposiciones al cuerpo de maestros 2017. Consideramos que se ha jugado de manera irresponsable con las aspiraciones de miles de interinos y opositores, que llevan trabajando duramente más de un año en la preparación de estos exámenes.
Finalmente, el Consejero de Educación ha decidido que no habrá oposiciones al cuerpo de maestros este año 2017.
En junio de 2016, ANPE Cantabria y el resto de sindicatos presentes en la junta de personal docente alcanzaron un acuerdo de legislatura que incluía, entre otras medidas, la realización de oposiciones a cuerpos docentes todos los años. Este año 2017 se iba a producir la primera convocatoria de 187 plazas, en este caso del cuerpo de maestros.
En octubre de 2016, se alcanzó el acuerdo unánime por el cual se decidieron las especialidades a convocar y la cifra aproximada de plazas, que sería confirmada al finalizar dicho año. Esta decisión suponía un gran avance con respecto a años anteriores, ya que los aspirantes, interinos y opositores podían saber con muchos meses de antelación las especialidades convocadas, pudiendo así preparar con antelación las pruebas de selección.
Por este motivo, ANPE Cantabria y el resto de organizaciones sindicales habíamos estado trabajando con la Consejería de Educación para preparar lo antes posible el texto de la convocatoria de oposiciones, y tener el trabajo lo más adelantado posible para poder arrancar el proceso en plazo.
Sin embargo, debido a la irresponsabilidad de los políticos que nos representan, en especial en el Gobierno central, y tras un mes de febrero de dimes y diretes, rumores y amenazas veladas enviadas a través de los medios de comunicación, todo este proceso se ha paralizado, todo el trabajo previo se ha ido al traste, y se han truncado de golpe y porrazo las aspiraciones de miles de personas que llevan invertido mucho tiempo, esfuerzo y dinero en la preparación de las oposiciones.
Todo este esperpento hay que contextualizarlo en la negociación de los presupuestos generales del Estado que se está llevando a cabo en Madrid, donde unos políticos de medio pelo y sin amplitud de miras, han preferido jugar con estrategias barriobajeras, mirando única y exclusivamente por sus intereses partidistas, en lugar de pensar en el bien común.
Durante los años de crisis se han alcanzado unos porcentajes de interinidad altísimos (en nuestra comunidad estamos hablando del 31,9 %), originados por la ausencia de convocatorias de oposiciones, y por la imposición de una tasa de reposición muy restrictiva, que sólo permite sacar a oposición el número de jubilaciones que se hayan producido en el año natural. Por este motivo, ANPE Cantabria viene reclamando durante varios años que se elimine dicha tasa de reposición, y que se permita a las Comunidades Autónomas convocar oposiciones docentes en función de sus necesidades.
Este año parecía que la situación estaba empezando a mejorar: las Comunidades Autónomas habían acordado en el mes de enero convocar oposiciones prácticamente en todo el territorio nacional, la conferencia de presidentes había alcanzado el acuerdo de eliminar la tasa de reposición, y, de repente... apareció Montoro. En este contexto, a priori favorable para empezar a rebajar la tasa de interinidad y dar oportunidades a los interinos y opositores que llevan años esperando estas convocatorias, el Ministerio de Economía y Hacienda se ha descolgado de todos los acuerdos alcanzados y ha amenazado con impugnar cualquier convocatoria de oposiciones publicada antes de la aprobación de los presupuestos generales del estado.
Ante esa amenaza, las comunidades autónomas se han asustado, y al no tener garantías jurídicas, se han ido descolgando poco a poco de la convocatoria de oposiciones. Hoy mismo hemos conocido la noticia de que Cantabria no convocará, finalmente, oposiciones al cuerpo de maestros este año 2017. El Consejero de Educación ha cedido a las presiones, dejando en la estacada a cientos de opositores que llevan meses preparando esta convocatoria fallida.
ANPE Cantabria quiere denunciar la maniobra rastrera protagonizada por el Gobierno Central, que no ha tenido escrúpulos a la hora de utilizar a los opositores como moneda de cambio, en un chantaje ruin al resto de partidos políticos, para forzarles a aprobar los presupuestos. Por su lado, la Consejería de Educación de Cantabria se ha dejado amedrentar por el farol enviado por el Ministerio, y no ha querido o no ha sabido posicionarse junto con el resto de Comunidades Autónomas para hacer un frente común en defensa de sus intereses.
ANPE Cantabria exige a todas las administraciones implicadas que se pongan de acuerdo, de una vez por todas, y que acaben con esta sinrazón que sólo sirve para perjudicar al colectivo más desfavorecido: los interinos. El Gobierno Central debe eliminar de una vez por todas la tasa de reposición, y las comunidades autónomas deben ponerse de acuerdo para convocar oposiciones de forma coordinada y regular.
Por último, y en este contexto de incertidumbre, ANPE Cantabria exige a la Consejería de Educación que abra convocatorias regionales de todas las especialidades del cuerpo de maestros para permitir que los titulados de magisterio que aún no han tenido oportunidad para entrar en listas de interinos puedan, al menos, acceder a las mismas. De no hacerlo así, esta Consejería de Educación estará convirtiendo la facultad de educación de la Universidad de Cantabria en una fábrica de parados.


#Concurso de traslados

Volver